• Entrega de Shodan a nuestros alumnos 2016-2017
    Entrega de Shodan a nuestros alumnos 2016-2017

    Felicitaciones a nuestros Shodan

  • Seminario con Frabrice Croize 2017
    Seminario con Frabrice Croize 2017
  • Aikido for Women
    Aikido for Women
  • Seminario con Michel Erb 6to Dan en Buse Dojo
    Seminario con Michel Erb 6to Dan en Buse Dojo

    Circulo Aikikai Lima Perú agradece a Michel Erb por la colaboración - Mayo 2016

  • Sensei Pepe Mateo en Seminario con Bruno Gonzales
    Sensei Pepe Mateo en Seminario con Bruno Gonzales

    Seminario Internacional con BGs en Córdova Arg.

  • Buse Dojo presente en Seminario con Christian Tissier
    Buse Dojo presente en Seminario con Christian Tissier

    Nuestro Sensei cerró el año académico con el Seminario Internacional con Christian Tissier - Circulo Aikikai

artes marciales lima

  • Artes Marciales en Lima

    Sensei José Mateo

    Es actualmente cinturón negro 4°dan Aikikai Japón. Inició sus estudios técnicos en lima con Michio Kanai Sensei (Centro Cultural Peruano Japones) hasta alcanzar el cinturón negro Shodan. Posteriormente viajo a Sao Paulo Brasil (Uniao Sul Americana de Aikido) y revalido su grado de Shodan con Reishin Kawai Shihan 8°Dan Aikikai Japón, obteniendo del mismo su 2°, 3° y 4°Dan Aikikai Internacional.

    Gestor y fundador de la Asociacion Aikido Peru - Buse Dojo, con visión y misión filantrópica en la instrucción y/o difusión del arte marcial japonés Aikido Aikikai. Propende el estudio técnico y practica actualizada de aikido en toda persona que desee alcanzar un alto conocimiento interno, elevación y realización personal a través de este arte marcial como expresión espontanea del ser humano con actitud marcial y valores imprescindibles, necesarios para una vida en comunidad.

    Actualmente toma cursos intensivos con instructores de alto nivel internacional como Shoji Seki Shihan 7°Dan Aikikai (Hombu Dojo Japón) y Bruno Gonzales 5°Dan Aikikai (Cercle Tissier Francia).

    Su influencia técnica tiene matices lineales de mucha frontalidad y dinámica, así como, gestos técnicos circulares y envolventes con preponderancia en el empleo del eje central como principio esencial en Aikido Aikikai Internacional.

    Actitud, Visión, Acción, son las principales características técnicas para el estudio y practica del Aikido Aikikai en Buse Dojo.

     

     

     

     

    Christian Tissier se convirtió en el primer no-japonés en recibir su Shihan, después de años de discriminación racial flagrante

    La historia de Christian Tissier en el Aikido, se considera como una odisea. Él comenzó su carrera de Aikido a la temprana edad de 11 años, hizo su camino a Japón prácticamente sin dinero, a los 18 años. En poco tiempo, se estableció como un miembro destacado de la pequeña comunidad extranjera que practicaba Aikikdo Aikikai en el Hombu Dojo de Tokio a principios de 1970.

    Christian Tissier consigue este logro, poco común, demostrando una gran determinación en todos los aspectos de su vida en Japón. Asistió a varias clases diarias de Aikido, donde estudiaban a voluntad todos los instructores de alto nivel del Aikikai. Se convirtió en el uke favorito de varios de los principales maestros Aikikai, incluyendo al Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba y Seigo Yamaguchi Sensei.

    A pesar de su apretada agenda, Tissier también se encargó de estudiar formalmente el idioma Japonés, hasta el punto de adquirir fluidez, e incluso aprendió también el Inglés en parelelo.

    Después de siete largos años de estudio en la sede de Aikido en Tokio, regresó a su Francia natal, donde pronto se elevó a una posición de liderazgo dentro del establecimiento del Aikido francés. Él construyó un grupo de seguidores de miles de estudiantes francesas y europeos, que entrenan en su escuela Cercel Tissier en París. Este logro notable fue posible debido a sus habilidades técnicas superiores, sus fuertes lazos con Japón, su visión para los negocios, y su atractiva personalidad.

    A pesar de la posición prominente de Christian Tissier entre los instructores de Aikido europeos, la discriminación racial por parte de la constitución japonesa apañaba avanzar más. Esto se mantuvo incluso a pesar de la propagación internacional de Aikido y el avance implacable de una legión de instructores extranjeros que estaban logrando el título de Maestro, en algunos casos superando a sus homólogos japoneses. Sin embargo, a la fecha continúan siendo de dominio japonés, los cargos políticos y técnicos.

    Un claro ejemplo de esta discriminación racial se podía ver en la publicación de un folleto anual distribuido por el Aikikai en el que se enumeran los representantes oficiales en el extranjero de las oficinas centrales. Año tras año, sólo los nombres japoneses aparecieron como los representantes oficiales del Aikikai. El mensaje no hablado claramente comunicaba que los aikidokas extranjeros, a largo plazo, eran considerados por el establecimiento japonés como inferiores a sus homólogos japoneses y sus logros siempre eran de menor importancia.

    En la década de los 1980s, los japoneses introdujeron un nuevo estado "Shihan" en un intento de hacer frente a la ascendencia de los maestros que no son japoneses y poder guardar su posición de liderazgo privilegiada. No era de esperar, y para decepción de los profesionales extranjeros desde hace mucho tiempo, todos los nombres que figuran como Shihan, eran japoneses. Esto demostraría ser un error táctico importante.

    Los extranjeros comenzaron a preguntar cuál era la diferencia entre un "Sensei" y un "Shihan", cómo el estatus Shihan se alcanzó oficialmente, ¿cuáles fueron los criterios utilizados para otorgar este estatus superior, y quien tomó éstas decisiones?. 

    A pesar de su estatus respetado en el Aikido Europeo, Christian Tissier evitó sabiamente tomar una posición pública dentro de la discusión en torno a este incómodo tema. Con el tiempo la presión ejercida sobre el Aikikai se convirtió en abrumadora, y se vieron obligados a recapitular.

    Poco después de recibir su 7mo Dan Aikikai, en 1998 Dan, Christian Tissier se convirtió en el primer Aikidoka no-japonés en recibir el título de Shihan. Muchos años de práctica y enseñanza del Aikido dieron sus frutos, y afianzaron sus lazos con el Aikika. Su familiaridad con el idioma japonés y la cultura, y su larga serie de logros en el Aikido en toda Europa y más allá, lo colocaron en una posición única en recibir este honor.

    No es sorprendente leer que ésto abrió las puertas del Aikikai y provocó una rápida sucesión de certificaciones Shihan que se adjudicaron a otros maestros no-japoneses altamente merecedores de este reconocimiento.